Las quillas en el surf, cuando el tamaño sí importa

Aunque no nos fijemos en ellas a primera vista, las quillas son una parte fundamental de nuestra tabla de surf.  Esas aletas que muchas veces pasan desapercibidas son la columna vertebral de nuestra tabla y la correcta elección de la quilla y de su anatomía nos dará más o menos estabilidad, velocidad y agarre a la ola.

A términos generales podemos distinguir entre las quillas fijas y las desmontables. Antiguamente todas las tablas llevaban quillas fijas pero esto nos limitaba a unas mismas quillas durante toda la vida de la tabla. El hecho de tener unas quillas fijas también dificulta mucho las reparaciones de nuestra tabla, ya que muchas veces romper una quilla supone prácticamente la jubilación de la tabla y al viajar las quillas sufren mucho. Por suerte las quillas desmontables son las que predominan en la mayoría de tablas modernas.

camiseta On the Sea

Las quillas influyen en la facilidad y velocidad de los giros así como en la estabilidad de la tabla ya que funciona como un punto de agarre o fijación en las olas. Para entender mejor la función de las quillas y es importante saber de su anatomía:

-La profundidad de la quilla es la altura entre la base de ésta y la punta. Una quilla con mayor profundidad nos proporcionará un mayor agarre.

-La base de la quilla es la parte que está en contacto con nuestra tabla de surf. A mayor base más estabilidad y agarre pero menos facilidad de maniobra en giros cerrados.

-El foil o hoja es la anchura de la quilla. Normalmente la base es más ancha y se afina hasta llegar a la punta.

-El ángulo, rake o inclinación de la quilla nos da un mayor agarre y por lo tanto también afecta en la facilidad de giros y maniobra.

-La flexibilidad de la quilla depende del material del que está hecha. A más flexibilidad, menos maniobrabilidad en la tabla.

Por lo tanto, a mayor tamaño de olas se recomienda aumentar el tamaño de las quillas ya que proporciona un mayor agarre y estabilidad en la ola, sino sentiremos la tabla demasiado suelta.

camiseta On the Sea

Dame quilla y le daré millas

También se puede jugar con el número de quillas en la tabla, a continuación os damos algunos ejemplos:

Single fin o una sola quilla es típico de las longboards, es la configuración mas clásica de las tablas de surf pero limita mucho los giros y movimientos en las olas.

La configuración de dos quillas o twin fin es la típica de las tablas fish y retro. Con una sensación parecida a la de ir sobre un skate, las quillas gemelas nos permiten realizar maniobras divertidas con giros abiertos pero no son recomendables en olas grandes.

Las trifin o tres quillas es la configuración más común en las tablas de surf. Las dos quillas laterales son idénticas y facilitan el paso de agua mientras que la quilla central sirve para la estabilidad.

También existen tablas que juegan con 4 y 5 quillas, pudiendo quitar o agregar quillas dependiendo de las condiciones del oleaje y del mar.

El mundo de las quillas es un mundo sinfín, en el que nunca dejaremos de explorar e innovar. Por ejemplo, el Hydro Foil es una de las ultimas innovaciones: se trata de una quilla muy larga con un perfil horizontal (perpendicular a la misma quilla), que nos permite ‘volar’ por encima de la superficie del mar.

Estad atentos, pues seguiremos hablando de quillas y consejos básicos para su elección y montaje…Y tu, ¿con cuántas quillas surfeas?

Teremere Canals

Publicado en Blog, Noticias Etiquetado con: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.