Conocer el funcionamiento de la marea para mejorar tu surfing

Entender el mar es clave para un buen surfing: la fuerza y dirección del viento y del swell, período entre olas, el punto de marea…Son muchos los factores que cooperan para una buena sesión de surf. No os agobiéis, éste artículo os va a ayudar a entender cómo funciona la marea y aún más importante: cómo afecta a nuestros baños.

¿No os ha pasado nunca de llegar a una playa y ver unas pedazo de olas que a las pocas horas desaparecen (y no porque el swell se haya ido)? ¿O pegarse ese maldito madrugón en busca de una ola que no se avista desde ningún punto de la playa?

Hay zonas en las que solo se reúnen las condiciones adecuadas para un buen surfing con un punto de marea en concreto. Tranquilos, solo toca esperar un poquito para seguir disfrutando, y aquí os damos las claves para entender éste efecto.

camiseta On the Sea

 

La marea es el resultado del efecto gravitatorio que ejercen la luna y el sol sobre nuestro planeta. El mayor efecto en la marea ocurre en los solsticios de primavera y otoño y de forma más frecuente en la luna llena y luna nueva, entonces notamos mucho más el crecimiento y decrecimiento en metros del nivel del mar. Cuando la luna es creciente o menguante el efecto de la marea no es tan visible.

Cada día tendremos dos mareas bajas y dos altas en un período de 24 horas y 50 minutos, con 6 horas de diferencia entre ellas. El horario de la marea baja y alta se atrasa entre 30 y 50 minutos aproximadamente cada día.

Hay playas que funcionan mejor con marea alta o pleamar, mientras que hay otras que piden marea baja o bajamar para que la sesión de surf no sea frustrante. Cuando la playa exige marea baja para funcionar es posible que la ola no rompa bien cuando el swell tiene mucho tamaño. Para que la ola que viene de un swell de grande tamaño rompa de forma tubular, se necesita una cantidad de agua que con bajamar posiblemente no exista y por lo tanto la ola va a romper en cerrotes, encerrando a los surfistas dentro de ella a bocados.  También es importante conocer las piedras que quedan descubiertas con la marea baja ya que hay sitios en que surfear con marea baja puede ser peligroso.

Por otro lado, cuando la playa exige pleamar o marea alta para tener unas buenas olas orilleras, mejor serán con la marea viva (la marea más potente, con luna llena o luna nueva).

¿Vaciando o llenando la marea? Al llenarse la marea hay una especie de impulso des del mar por lo que la formación de las olas mayoritariamente es más buena y tienen mas fuerza que cuando la marea está vaciando, por lo tanto topamos con dos conceptos importantes en el momento de decidir entrar a darnos un baño. Aún así hay algunas playas en las que la ola se forma mejor vaciando la marea.

La playa acaba decidiendo por nosotros: no podemos elegir cuándo ir a coger olas sino que teniendo en cuenta la marea y cruzando los dedos porque no salte el viento adaptamos el resto de nuestro día con la intención de gozarlo al máximo.

 

Teresa Canals Soler

 

 

Publicado en Blog, Noticias Etiquetado con: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.